Si hubiese un ranking de chicas felices,
mi nombre estaría por ahí, escrito en neones luminosos.

22/4/09

· Mirando al cielo...


Los mejores años de nuestra vida, las mejores lunas sabor a miel, tus manos traviesas nunca se olvidan, tu boca impaciente sobre mi piel. Siento dentro que se acaban mis días, el siguiente héroe caído puedo ser. No quiero leyendas de valentía, ni medallas por cumplir con mi deber. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, cavando trincheras si te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, cavando trincheras si te echo de menos. Muda está mi vida entre bombardeos. Te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Sin ti... no puedo. Los mejores años de nuestras vidas, se los estoy dando no se a qué o a quién, emboscado en una misión suicida. Esta puede ser la última vez, que te hable, que te escriba, que te llore, que te diga que daría mi vida por morir a tu lado y gritarle al viento que fui un mal soldado. Que te hable, que te escriba, que te llore, que te diga que daría mi vida por morir a tu lado y gritarle al viento que fui un mal soldado. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, cavando trincheras si te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, cavando trincheras si te echo de menos. Sorda mi vida entre bombardeos. Te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Sin ti... no puedo. Te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo. Lejos, extremadamente lejos de tus besos, intentado en vano cazar las estrellas con los dedos, echándote de menos tu carita de melocotón, tu boca, tu pelo. Mirando al cielo, implorando un tiempo muerto, al dueño del universo, pa que escuches mis versos, y me mande de regreso directo a la tierra del fuego, a tu cama en llamas, con besos de queroseno y me enveneno aquí sin ti, extraño tu presencia, carnívoro de tu esencia. Duele más tu ausencia que las balas del infierno. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, cavando trincheras si te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, cavando trincheras si te echo de menos. Y ¿qué hago aquí? Mirando al cielo, a 10.000 kilómetros de tus besos, besando banderas, abriendo fuego, abriendo fuego, abriendo fuego.




((Huecco - Mirando al cielo))

1 comentario:

aLba (*) dijo...

duele mas tu ausencia que las balas del infierno :)