Si hubiese un ranking de chicas felices,
mi nombre estaría por ahí, escrito en neones luminosos.

2/2/09


Como cualquier niña abrazó su almohada y cerró los ojos para obtener sus recuerdos felices. Sólo le bastaría usar el polvo de Campanilla para poder irse. Para poder volar allí donde los sueños se hacen realidad, allí donde la magia existe, allí donde nadie debe de preocuparse nada, en el lugar en el que nadie debe crecer. Sólo tenía que girar la segunda estrella a la derecha para llegar a Nunca Jamás.



¿Por qué tenemos que crecer si no queremos?

2 comentarios:

Deep dijo...

yo tampoco séporque tenemos que crecer... será ley de vida...

se estaría bien el "nunca jamas" verdad??

te apetece crear un " nunca jamas" donde solo estemos aquellas personas que realmente no queremos crecer¿¿

laura dijo...

si es cierto, buena pregunta
a mi a veces no me gustaria crecer, quedarme así, otras en cambio me gustaría hacerlo de forma rápida... es l que tiene de todos modos no podemos hacer nada contra esto
asi que disfrutemos de nuestro tiempo!

pasaba x aki